RECOMENDACIONES PARA AFRONTAR EL CALOR EN LOS CAMPAMENTOS DE VERANO

El calor este año ha llegado tarde, pero ahora está apretando fuerte. En los campamentos de verano los campers están expuestos al sol y al calor, ya que realizan muchas actividades al aire libre. Por ello, en Layos procuramos que  siempre estén protegidos, no queremos que lo pasen mal por ningún motivo.

Para los niños ir a un campamento es algo emocionante y lleno de aventuras, pero hay riesgos que se tienen que evitar. Por ello nuestros monitores en Layos procuran que sea una experiencia única pero siempre evitando cualquier riesgo. Se trata de hacérselo pasar en grande a pesar de el sol y el calor constante en estos días de verano.

En layos estamos al cuidado de nuestros campers en todo momento e intentamos concienciar de lo importante que es cuidarse cuando pasas tantas horas al sol en pleno verano. Hay algunas recomendaciones que hay que seguir y los jóvenes no suelen ser conscientes de la necesidad de protegerse para que nada pueda estropear esta fantástica experiencia.

La primera recomendación es mantenerse hidratado, bebiendo líquido suficiente con frecuencia. No se trata de beber agua continuamente a ver si nos vamos a pasar que tampoco es bueno, pero si de ir bebiendo antes de que llegue la sensación de sed, no vaya a ser demasiado tarde. Normalmente los niños por sí solos no beben agua si no tienen sed, pero en los campamentos los monitores lo recuerdan y ofrecen frecuentemente. No es cuestión de obligar, pero si de concienciar de la importancia que tiene para que salga de ellos mismos el beber para estar hidratados antes, durante y después de sus actividades.  En muchas ocasiones no nos damos cuenta de la necesidad y cuidado, que la deshidratación llega sin avisar.

El calor deja a uno agotado y es por eso por lo que todos nuestros campers a parte de beber mucha agua, deben comer saludable. Los alimentos deben ser frescos, ricos en agua y con los nutrientes apropiados. Por eso, ya nos encargamos nosotros de preparar menús adecuados, equilibrados y sobretodo bien cocinados para que nuestros campers estén perfectamente alimentados y activos durante su día. Aunque a nuestros niños no les suelen gustar demasiado algunos alimentos tipo frutas o verduras son muy necesarios y concienciamos de ello.

En nuestros campamentos procuramos planificar las actividades de manera que durante las horas de máximo calor estemos fresquitos. Antes de las actividades regamos un poco la zona y solemos hacer juegos de manguera o chapuzones en la piscina cada poco tiempo, nos encantan! Así continúa la diversión pero frescos e hidratados para seguir activos durante el día.

En las horas que más aprieta el sol, como después de comer, es mejor descansar y estar en zonas de sombra para evitar riesgos de excesiva exposición a las altas temperaturas y al calor. No os imagináis  lo desagradable y peligroso que es tener eso que llaman “golpe de calor”.

Otra obligación es la crema de protección solar. Qué pesadas las madres y los padres con el “ponte crema que te vas a quemar y luego no quiero lamentos” ¿verdad? Pues sí, tienen razón, es fundamental ponerse crema de protección cada cierto tiempo, sobre todo si se va a estar expuesto al sol de manera prolongada, así evitaremos quemaduras en la piel que no veas lo que duelen. Es muy conveniente darse crema “after sun” todos los días al finalizar la jornada tras la ducha, para hidratar y cuidar la piel y protegerse los labios con protector labial.

Por supuesto, esencial usar gorras durante el ejercicio que protegerán nuestras cabecitas de una insolación. En cuanto a la ropa, importante que sea ligera y de colores claros que absorben menos el calor. En Layos tenemos un uniforme chulísimo, exclusivamente diseñado para que nuestros campers estén cómodos y frescos.

Por favor, haced caso a estas recomendaciones, os evitaréis sensaciones desagradables y perderos momentos de diversión.

¿quieres mas información?

Escríbenos y averigua como nos adaptamos a sus necesidades extraescolares