¿QUÉ ES LO MEJOR DE HACER UN VOLUNTARIADO?

Además de nuestra amplia oferta de campamentos de verano, en Layos tenemos un interesantísimo proyecto social en Sapa, Vietnam. Somos de la opinión de que al menos una vez en la vida todos tendríamos que hacer voluntariado, porque además de proporcionar ayuda a los que más lo necesitan, te permite crecer como persona aportando una gran satisfacción personal.

 

El voluntariado se basa en un grupo de personas, que unidas trabajan con fines solidarios o benéficos. No existe una remuneración económica pero sí personal, un sentimiento y conexión entrañables que adquieres hacia una comunidad con recursos escasos. Para la formación educativa y moral de los jóvenes, estas experiencias hacen que aprendan a valorar sus privilegios al mismo tiempo que se entregan con fines solidarios a otras personas que no disponen de sus mismos medios económicos y sociales.

 

Unas vacaciones solidarias prescindiendo de sus hábitos y costumbres, para disfrutar de una

convivencia conjunta, aporta unos lazos de unión y comprensión entre distintas formas de vida.

 

Nuestro campamento solidario de Layos en el valle de Sapa, al norte de Vietnam,  convive con una comunidad a la que le encanta recibir visitantes y hacerles partícipes de sus vidas. Sus habitantes nos guían por los preciosos alrededores de la aldea, mostrándonos cómo realizan las tareas del campo y sus actividades artesanales.

 

Los jóvenes que acuden a este proyecto libre y  voluntariamente, sufren una transformación personal  no sólo por entregarse y ayudar, sino también porque adquieren conocimientos y aprenden a valorar otras formas de vida y a superar dificultades y experiencias a las que no están acostumbrados.

 

El voluntariado es algo muy especial y los jóvenes de Layos que acuden a este campamento solidario, cuando regresan, lo que transmiten es una gran satisfacción por haber colaborado a hacer más felices a gente que lo necesita. Pero, lo que realmente les hace sentirse especiales es haber recibido el cariño y la acogida del pueblo Hmong y haber formado durante unos días parte de sus vidas.

 

Os animamos a probar experiencias de este tipo, aprovechar el tiempo de vacaciones no sólo para descansar y divertirse sino para viajar llevando solidaridad por el mundo. Creednos, es realmente una gran satisfacción y una forma de ayudar que te hace crecer como persona.

 

¿quieres mas información?

Escríbenos y averigua como nos adaptamos a sus necesidades extraescolares