Primera salida prolongada de los hijos de casa: ¿Preocupación u oportunidad?

A los padres les suele preocupar, sobre todo si es la primera vez, enviar a sus hijos a los campamentos de verano. Supone una separación durante un periodo de tiempo largo y sin que los niños tengan ningún familiar cerca. Sus principales preocupaciones son, si se habrán integrado bien, si socializarán, si les echarán de menos, llegando a plantearse incluso si han tomado la decisión más acertada.

 

La primera separación de niños y padres durante el campamento plantea estas preocupaciones, ya que normalmente el niño nunca ha estado solo fuera de casa y suele echar de menos a la familia. Por parte de los campamentos y desde Layos, podemos asegurar que no hay ningún motivo para la preocupación, sino todo lo contrario.

 

Nuestros profesionales, desde el primer momento hacen todo lo posible para que los niños se integren rápidamente y comience pronto la diversión. Por ello, hay programadas muchas actividades que hacen que estén permanentemente entretenidos, conviviendo con chicos de su edad sin la rutina familiar y con el objetivo de divertirse durante todo el día. Así es que ni les da tiempo a acordarse y añorar a sus padres. Si os preguntáis si ha sido una buena idea el que se vayan de campamento, la respuesta es sí!

 

Convivir sin el control y la ayuda de sus padres, les permite aprender a resolver conflictos y situaciones por ellos mismos lo que les hace ser más independientes y les hará madurar. Es una buena forma de que empiecen a ser más independientes.

 

Es verdad que los más pequeños pueden tener al principio un poco más de “morriña”, por eso es muy importante que tanto los padres como los monitores desde el campamento, animemos al niño y le transmitimos tranquilidad y seguridad. No recomendamos por ello comunicación niños y padres durante los primeros días de campamento. Con el paso de los días esa sensación se va pasando y su único interés será disfrutar al máximo de todas las actividades del campamento con las que aprenderán, se divertirán y conocerán a nuevos amigos de los que al final no querrán ni separarse.

 

Otra de las cuestiones que más preocupa a los padres durante la estancia de sus hijos en los campamentos es la alimentación. Desde Layos queremos transmitir que nos preocupamos de que vuestros hijos tengan una dieta sana y equilibrada. Le damos mucha importancia, ya que en estos meses de verano deben sobrellevar el calor y tienen que reponer toda la energía que gastan durante el día. También les hacemos ver y valorar la importancia de mantenerse hidratados en todo momento.

 

La máxima preocupación para los padres respecto a la alimentación, tiene que ver con las intolerancias, alergias y la necesidad de tener una dieta específica o incluso medicación. En Layos esto está totalmente supervisado y nos aseguramos de que ningún niño tendrá problemas durante las semanas de campamento. Previamente los padres deben informar de los problemas médicos o alimentarios, y cada monitor lleva una ficha en la que quedan perfectamente registrados.

 

La mayoría de padres consideran necesario tener información de sus hijos durante su estancia en nuestros campamentos, en Layos procuramos mantenerlos continuamente informados. A través de las redes sociales que están siempre actualizadas y con información continua, se suben fotografías donde pueden comprobar perfectamente el estado de sus pequeños y lo bien que se lo están pasando. También, si es necesario existe la posibilidad del contacto por email. Tenemos contacto directo con los padres para resolver cualquier problema que pueda surgir.

 

Por tanto, estad tranquilos, vuestros niños vivirán una experiencia única e inolvidable! Animadles a venir de campamento, no os equivocareis!

¿quieres mas información?

Escríbenos y averigua como nos adaptamos a sus necesidades extraescolares