Metodología de educación infantil en campamentos

Si hiciéramos una encuesta entre nuestros amigos o conocidos, descubriríamos que más del 80% ha tenido la oportunidad de asistir a campamentos de verano, ya sean de multi-aventuras, de idiomas en el extranjero, o de cualquier otra temática. A veces los elegimos por la diversión que va a proporcionar a nuestros hijos y otras, para qué negarlo, como una vía de escape para los padres durante las vacaciones escolares. Sin embargo, los campamentos son básicos en la educación de los niños, ya que les proporcionan herramientas útiles para enfrentarse a la vida. En Layos estamos convencidos de ello y en este sentido, una de nuestras prioridades, es enseñarles a gestionar sus emociones, para que establezcan relaciones sanas con los demás y aprendan a dar siempre lo mejor de sí mismos.

 

Actividades como método de aprendizaje

 

Layos Camp cuenta con numerosos campamentos por toda España (Toledo, Gredos, Comillas, Tarifa, Sotogrande, Andorra) y algunos en el extranjero (cursos en Estados Unidos y Asia). Las actividades que realizamos se adaptan al entorno en el que se desarrollan y proporcionan diferentes aprendizajes a los niños:

  • Cooperación
  • Socialización e integración
  • Trabajo en equipo
  • Generosidad
  • Disciplina
  • Convivencia
  • Expresión y comunicación
  • Destrezas
  • Independencia
  • Diversión
  • Toma de decisiones
  • Compañerismo
  • Creatividad y participación
  • Tolerancia
  • Motivación
  • Responsabilidad

 

El interés de todo nuestro equipo, desde los monitores hasta el personal técnico y administrativo, está puesto en avivar y fomentar estas virtudes tan necesarias para su desarrollo como seres humanos.

 

El primero de nuestros campamentos y quizá el más conocido es Layos Camp Toledo, donde ponemos en práctica algunas de las estrategias que les ayudan a superarse y a confiar en sus propias habilidades, a través de la participación en diferentes actividades diarias. Cada monitor/a se hace cargo del cuidado de cuatro niños, convirtiéndose para ellos en la figura líder en quien apoyarse y que no es ni papá ni mamá. Los grupos de actividades se organizan por edades, porque en cada tramo de la infancia y la adolescencia, los intereses y la manera de actuar ante los retos, cambia. El aprendizaje que se obtiene y la manera de procesar la información, son diferentes. Según expertos psicólogos, cuando los niños asisten a un campamento, los mayores de 12 años aplican posteriormente en casa con mayor efectividad lo aprendido, que los que están por debajo de esa edad. Los deportes, las actividades artísticas, de naturaleza y aventura, las veladas de animación y los juegos hacen que todo este aprendizaje resulte divertido.

En Toledo podrán practicar entre otras:

  • Golf: un deporte disciplinar, con el que los campers aprenderán a ser pacientes, organizados, a decidir qué palo elegir para que el golpe sea más efectivo y a respetar las reglas (que seguramente serán más estrictas que las de casa).
  • Acampada: aprenden a amar y respetar la naturaleza, a convivir…
  • Canoa: un deporte de equipo, en el que la compenetración de todo el grupo es básica.
  • Equitación: un deporte muy completo en el que además de mejorar la coordinación motriz y el equilibrio, el niño se responsabiliza del animal y establece una relación especial con él.

 

Echa un vistazo a nuestra web donde podrás encontrar todo el listado de actividades que ofrecemos y el entorno en el que te gustaría que tus niños las practicaran.

 

Asistir a los campamentos de Layos también es beneficioso para estimular la atención y la concentración de nuestros hijos porque cada actividad y cada juego exige dedicación, destreza, tiempo y constancia. También en la consecución de las pequeñas tareas diarias del Camp, como hacerse la cama por las mañanas, les ayudamos a adquirir buenos hábitos y a desarrollar la disciplina, herramientas clave para lograr sus objetivos el día de mañana. El mejor regalo que podemos hacer a nuestros hijos es fomentar su autonomía y esto se consigue con la adquisición de responsabilidades. En Layos, lo tenemos muy claro y sabemos por experiencia que se consigue sin que los niños sean conscientes de sus avances.

Ir a un campamento de verano no aporta más que ventajas. A la hora de elegir el adecuado para nuestros hijos hay que tener en cuenta tanto la profesionalidad de las personas que se van a hacer cargo de su cuidado como la calidad, el cuidado y la limpieza de las instalaciones. Si mandáis a vuestro/a hijo/a por primera vez, os aconsejamos que habléis con ellos previamente de lo que se van a encontrar allí, de cómo gestionar los pequeños inconvenientes que puedan surgir, de los amigos que harán y sobre todo de lo seguros, contentos y confiados que os sentís vosotros de poder proporcionarles esa aventura.

 

Apúntalos a Layos Camp, si estás pensando en inscribirlos en un campamento familiar, acogedor, responsable, divertido y comprometido con la educación en valores. ¡Te esperamos!

¿quieres mas información?

Escríbenos y averigua como nos adaptamos a sus necesidades extraescolares