¿CÓMO SOPORTAMOS UNA OLA DE CALOR CON NIÑOS?

Estos días, como bien hemos podido escuchar y ver en las noticias, vamos a enfrentarnos a una ola de calor que proviene de una masa de aire cálido de África. Existen ciertas precauciones a tener en cuenta sobretodo si afrontamos estas altas temperaturas con niños. Éstos normalmente suelen estar igual de activos, ya que no son conscientes del riesgo que pueda tener.

 

Algunos organismos oficiales ya están compartiendo recomendaciones para que esta ola de calor no nos afecte demasiado, sobretodo enfocado a los más mayores y a los más pequeños. En Layos, vamos a procurar que nuestros campers lo noten lo menos posible y disfruten igualmente del campamento.

 

Lo más importante para combatir estas altas temperaturas, es mantenerse hidratado en todo momento y recordar a los de nuestro alrededor que lo hagan también. Los niños no suelen beber agua si no tienen sed pero debemos mencionarlo y forzarlos de vez en cuando para que ellos mismos sean conscientes, ya que suelen ser más enérgicos y les puede afectar mucho más. Otro consejo fundamental es hacer comidas ligeras y frescas, como gazpachos, cremas frías o ensaladas, para recuperar y reponer todas las sales minerales que hemos perdido a través del sudor.

 

Las horas de más sol y calor suelen ser entre las 12h y las 16h, momentos en los que debemos evitar salir al exterior si estamos en ciudades de interior y no tenemos cerca piscinas o el mar. En este caso, es mejor permanecer en casas con aire acondicionado y si no disponemos de él acudir a centros comerciales, cines, museos o incluso parques acuáticos. Los niños también cambian su rutina y si les proponemos planes distintos a estar en casa con mucho calor y jugando a lo mismo de siempre, seguro que se divierten mucho más.  

 

Si se da la situación y no tenemos más remedio que salir a la calle durante estas horas,  no pudiendo refrescarnos en la piscina o en la playa, hay que evitar esfuerzos físicos y permanecer en lugares sombríos. Para los bebés hay que procurar tener toldos o sombrillas que les protejan y les den sombra. El deporte al aire libre no es nada recomendable en las horas de máximo calor, es mejor a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

 

Si tenemos la oportunidad de bajar a la piscina o la playa, conviene realizar juegos de agua para mantenerse frescos en todo momento y llevar una sombrilla para no estar expuestos al sol en todo momento.

 

Ante estas altas temperaturas debemos proteger a los más pequeños de la exposición directa al sol. Las gorras o pañuelos evitan que los rayos solares vayan directos a su cabeza y si las humedecemos de vez en cuando, será también mucho mejor. Los ojos de los niños son más sensibles a la radiación, por ello las gafas de sol también son muy recomendables.

 

El vestuario debe ser ligero, claro y transpirable, utilizar tejidos como el lino y el algodón y no abrigase a la hora de dormir. Usar siempre crema de protección solar por encima de 20 SPF (factor protección solar), aplicarla por todo el cuerpo quince minutos antes de la exposición al sol y renovarlo cada dos horas. En caso de ir a la playa o a la piscina, intentar que la crema solar sea resistente al agua pero aun así ponerla antes y después de mojarse.

 

Ya sabéis, seguid todos estos consejos y podréis superar la ola de calor a la que nos enfrentamos sin problemas. Nosotros en Layos ya lo estamos aplicando para que nuestros campers lo noten lo menos posible!!

¿quieres mas información?

Escríbenos y averigua como nos adaptamos a sus necesidades extraescolares